¿Soy “sostenible” conmigo mismo?

¿Soy “sostenible” conmigo mismo?


Por Davide Roncato

Imagen DAVIDE_for web

Últimamente y cada vez más, tengo clara la idea que todo lo que me pasa no es casual, todo tiene una razón o un dibujo, aunque según como lo interprete tendrá un carácter positivo o negativo.

Sentía el deseo de escribir un artículo para una revista y encontré en mi camino a María José (además de encantadora, cofundadora de Maka) con la tentadora propuesta de escribir un texto para ella, candidato a ser publicado. ¿Casual? A vosotros la respuesta.

Había empezado a escribir sobre una instalación artística muy impactante que me fascinó particularmente, pero después de varios intentos el resultado era una mezcla de algunas frases resumen de otros artículos. Casi iba a desistir cuando de repente me llegó un mensaje que me iluminó.

Durante mi recorrido formativo, llamémosle vida, mi atención fue captada por algunos temas y tomo ésta ocasión para divulgar la información que me ha llegado:

Las preguntas que me hago son: ¿Qué es sostenibilidad? ¿Soy “sostenible” conmigo mismo? ¿Es fácil vivir de forma sostenible hoy en día?

Si empiezo a ser “sostenible” lo seré con el mundo y transmitiré esta vibración a las personas que están a mi alredor, éstas a su vez lo transmitirán,  expandiéndose así una forma de actuar respetuosa con nosotros mismos y con el mundo.

El paradigma donde se encuadra nuestra cultura nos ha llevado a olvidar el rol que tiene la naturaleza en nuestras vidas y a restarle peso al significado de esta palabra. Mirando el diccionario hasta se pueden encontrar dieciocho definiciones. El uso más habitual del término se refiere al conjunto de los seres vivos y a los fenómenos que se producen de manera natural   (como la lluvia o las nevadas).

Hoy en día hemos confinado el mundo natural a parques urbanos y patios residenciales ajardinados. No sabemos bien como funciona y qué nos quiere comunicar. Nos hemos alejado tanto de él, como de nosotros mismos y nuestras capacidades y sensaciones.

¿Cuántas personas saben que nuestro cuerpo está influenciado por la resonancia Schumann? ¿Cómo nos afectan los campos electromagnéticos naturales y artificiales? ¿Vivir en una casa sana es todavía posible? ¿Qué es la teoría de la resonancia mórfica? ¿ Qué es la biodescodificación? ¿Qué efectos tienen las tormentas solares sobre nosotros? ¿Existe alguna alternativa a la teoría de la evolución de Darwin? ¿Y al modelo socioeconómico actual?

Son sólo algunas de las preguntas que propongo, cuyas respuestas nos ayudarían a ser más sostenibles gracias a una comprensión más profunda del mundo en el que vivimos, que contribuimos a crear y que transformamos, accediendo a una información que hasta ahora desconocíamos.

Actualmente se están tratando estos temas desde diferentes disciplinas como la arquitectura, la física cuántica, psicología, medicina, arte, astrología, geología, etc. y se procura entender la vida y el mundo de una forma diferente de la que conocemos, más holística.

Con esta reflexión pretendo plantar semillas de curiosidad que espero ir desarrollando en próximos artículos, con el ánimo de poder inspirar y mover interiormente al lector, como a mi me pasó.

Un afectuoso abrazo.

 

Davide Roncato. Es arquitecto, graduado por el Politécnico de Milano.

  • Charlie

    Davide, yo también pienso mucho si soy sostenible conmigo misma, y al final siempre concluyo que no. Pero no tanto por el rodearme de objetos y ondas electromagnéticas y cosas así. Más bien por no saber cuando decir “YA” a las tentaciones y a lo que es excesivo en mi vida: café, alcohol, facebook, trabajo… Cuando mi cuerpo y mi mente ya no pueden más por estar tan sobrecargados, pues, me doy cuenta que no he cuidado de mi lo bastante bien, que no he sido ‘sostenible’.

  • Davide

    Hola Charlie!
    Yo para tener una respuesta (a la pregunta del artículo) que se acerque mínimamente a un intento de encontrar mi equilibrio y portarme de una forma que me haga sentir a gusto conmigo y con lo que recibo de afuera, aveces diciendo que no y sin sobrecargarme (no es fácil!).
    Una parte muy importante es darse cuenta de como cada uno se comporta consigo mismo y de allí decide si continuar así o no, luego todo lo que pasa afuera nos condiciona y esto también es importante porque al final no somos solo nosotros con nosotros, somos nosotros con el todo…parece un poco guru, jejeje!
    Abrazo