¿La Era del Diseñador? Aún esta por verse.

¿La Era del Diseñador? Aún esta por verse.


Un recuento de What Design Can Do 2013.

Por José Subero

El evento What Design Can Do se presenta como un llamado a definir el rol del diseñador como agente social y a utilizar el poder del diseño para estimular cambios sociales. La conferencia  WDCD  no sólo atrae a diseñadores, sino también a profesionales y entusiastas de múltiples disciplinas como la educación, moda, diseño gráfico y de producto, arquitectura y más.

building

Stadsschowburg, Amsterdam.

Los días 16 y 17 Mayo se llevó a cabo la tercera entrega de la conferencia de diseño  What Design Can Do  en la ciudad de Amsterdam, Holanda. Esta conferencia ya en su tercera edición, nuevamente toma como base el teatro municipal Stadsschowburg, un edificio neo-renacentista de finales del siglo XIX localizado en pleno corazón de la ciudad, que aloja en su interior una monumental sala de teatro al estilo barroco -la gran escena de los ponentes principales- así como varias salas menores que sirvieron como espacios de soporte para un dinámico programa secundario.

El formato de WDCD 2013   se estructuró en base a cinco temas que, según los organizadores, forman parte del discurso actual del diseño: Alimentación, El futuro de las Publicaciones, Lo digital, La Educación  y La Investigación. De acuerdo a estas líneas principales, los ponentes fueron escogidos por la relevancia de su desempeño profesional y ético para presentar estudios de caso en franjas de 25 minutos, seguido de una ronda de preguntas.   Entre estas charlas se insertaban micro-presentaciones sobre prácticas innovadoras de diseño local entre las cuales vale destacar algunas como el Next Nature Network: una plataforma que explora y cuestiona la cambiante relación entre el hombre y la naturaleza, y que nos presentó su Nano Supermarket, una exhibición que incluye productos especulativos como el Nano-vino, el cual promete cambiar sus propiedades de acuerdo al estado de ánimo y el gusto del consumidor por medio de la apertura de nano-partículas contenidas en el líquido.

Combinando tecnología de producción y arquitectura, Dus Architects mostraron su osada iniciativa de ‘imprimir’ toda una casa típica de Amsterdam a escala 1:1 por medio de una impresora 3D fabricada por ellos mismos. En un enfoque distinto, Bas Van Abel, promotor del diseño Open Source, explora la relación entre las personas, los productos y nuestro sistema económico por medio del Fairphone, la empresa social que preside y que tiene como objetivo la creación de un smartphone democrático bajo un proceso de producción transparente y ecológico.

 

Breakout Sessions

En adición a las charlas principales, y con la intención de generar una interacción más cercana entre los ponentes y los asistentes, estaban las Breakout Sessions: un programa paralelo de debates, presentaciones, entrevistas en vivo y talleres, distribuidas por todo el edificio del teatro y en algunos espacios contiguos, como cafés, salas de música y el Apple Store.

breakout inside

Tuve la oportunidad de asistir a tres interesante sesiones, dos de ellas organizadas por The New Institute (institución formada por la fusión de las antiguas plataformas de arquitectura, moda y diseño holandés), la otra por el departamento de investigación CRISP de la Design Academy Eindhoven. En las dos primeras se trató sobre la relevancia social y la capacidad del diseño para resolver problemas, así como el rol de las academias y la prensa en esta ecuación. Las conversaciones giraron en torno a la superficialidad con la que los diseñadores abordan ciertos problemas, hasta el punto de cuestionar si estos llevan realmente carga en sus hombros, en otras palabras, si son capaces o no de resolver problemas. ‘Necesitamos mas investigación’  expresaron algunos de los panelistas, sin aclarar mucho a que se referían con esto. Estas declaraciones dejaron ciertas interrogantes en la audiencia, pues en mi opinión, la investigación como objetivo en sí y no como parte de un proceso más amplio falla al momento de hacer frente a las complejidades de los problemas reales. A mi parecer, estas conversaciones sacaron a flote que Europa no sólo atraviesa una crisis económica pero también una crisis de enfoque en torno al diseño. En el caso de Holanda, este llamado a ‘more research’ puede verse como una intención válida de entender más a fondo las problemáticas actuales, pero por otro lado, parece buscar la perpetuación de la fórmula crítica y conceptual que los caracterizó hace más una década.

En donde las promesas que traen la generación de data y el diseño especulativo, hoy ya una zona de confort, suplanta el compromiso y la responsabilidad de responder a problemas con soluciones concretas. J.Subero

En la segunda mesa,compuesta por Anthony Dunne, Rahul Mehrotra y Alastair Fuad-Luke, se discutió sobre la redefinición de resultados y estrategias futuras, enmarcando el diseño desde la perspectiva de la innovación. Allí se debatió sobre la necesidad de una autonomía del diseño o la creación de otro tipo de relación, distinta a la que lleva con la economía, que dicta sus pasos y marca sus límites. Parte de esta autonomía, y como algo que debería de ser responsabilidad del diseñador, es de generar ‘feedback loops‘ de las experiencias profesionales. Ya sea por obligaciones contractuales o por iniciativa propia, los invitados abogaron por visualizar ‘puntos de entrada’ una vez concluido el trabajo, con el objetivo de evaluar los resultados a través del tiempo. En palabras de Alastair Fuad-luke:

 Como ecologista, uno reconoce que su intervención cambiará el estado de un sistema en otro estado, por lo tanto, quieres saber lo que ese estado es. Así, tal vez puedas alterar la dirección de nuevo. Debemos lograr esto con el diseño. Sin embargo, esto cae nuevamente en problemas contractuales con el “elefante” de la economía.

En el tercer breakout session se experimentó con un enfoque distinto, utilizando el poder asociativo del olfato a través la exploración de sus vínculos con la memoria. Mediante una serie de ejercicios olfativos y discusiones, los diseñadores establecieron cómo esta herramienta sensorial puede diseñar señales de memoria en el manejo de la adicción y la rehabilitación de drogas entre jóvenes. La mesa-taller fue presidida por Susana Cámara-Leret y otras investigadoras asociadas de CRISP y contó con la colaboración de Bernardo Fleming del Olfactive Design Studio de la  Organización Internacional de Sabores y Fragancias (IFF).

Programa principal

En el curso de los dos días, el programa central estuvo marcado por las presentaciones de importantes profesionales del diseño, la arquitectura, new media-tecnología, educación y moda, confirmando así el carácter   interdisciplinario del evento. Durante las presentaciones, los ponentes de la India, México y Reino Unido llamaron especialmente mi atención. Por la India, Kiran Sethi y Rahul Mehrotra, de educación y arquitectura respectivamente, mostraron proyectos de alto impacto social. Kiran Sethi en su ponencia “Los Niños diseñan el Futuro” describió cómo el diseño es una herramienta poderosa en las manos de los niños, especialmente a la hora de afrontar problemas reales. Sethi, a partir de su experiencia personal, aborda el sistema educativo de la India y busca “re-diseñar la naturaleza humana”, introduciendo programas con nociones de diseño e innovación al alcance de los jóvenes, influyendo en programas educativos similares en todo el mundo. Mehrotra, expresa claramente lo que representa su práctica: “No necesitamos visiones grandiosas, sino grandiosos ajustes”. El arquitecto y profesor de Harvard responde con su trabajo a las “cajas de vidrio” de la arquitectura global y añade ‘por qué no utilizar medios de artesanía e ideas de arquitectura local, por qué no crear versiones locales completas de estas compañías’. Especialmente en la India, un país con una rica cultura pero con serios problemas sociales; Mehrotra propone que los edificios mismos pueden ser parte del cambio social por medio de la integración de estos recursos.

La sesión mexicana estuvo compuesta por el artista Pedro Reyes y la diseñadora de modas Carla Fernández. Reyes posee una obra muy variada y de gran impacto social. Ha trabajado con el gobierno mexicano y otras organizaciones internacionales en proyectos que abarcan desde la concientización sobre la violencia, convirtiendo armas donadas voluntariamente en instrumentos musicales, hasta el diseño de clínicas móviles que, a través del arte y la filosofía, ayudan a los pacientes a aliviar el estrés causado por problemas personales, pérdida de trabajo, crisis económica, etc. Por otro lado,   Carla Fernández presentó un enfoque a la moda muy refrescante. La diseñadora utiliza técnicas, ya casi olvidadas por la población indígena en México y otros artesanos regionales, para crear piezas que reflejan una elegancia autóctona y la grandiosa herencia cultural. A la vez, ayudando a estas comunidades a replantear sus habilidades artesanales e integrarlas en el contexto contemporáneo.

Conversación con Carla Fernández y Pedro Reyes en WDCD.

Conversación con Carla Fernández y Pedro Reyes en WDCD

 

En contraste a estas presentaciones que operan en contextos reales, Anthony Dunne, Profesor de la RCA de Londres y parte del duo Dunne & Raby mostró su más reciente trabajo. Una visión provocativa, llamada United Micro-Kingdoms donde re-imaginan el Reino Unido compuesto por una serie de pequeñas sociedades agrupadas en torno a ideologías políticas, formas de generar energía y movilidad. Bajo este enfoque Dunne afirma, ‘tratamos de cristalizar ideas alternativas para entonces discutirlas en contextos sociales’.

Igual que en las ediciones anteriores, al finalizar el evento fue entregada una publicación compilada en el transcurso de los dos días de la conferencia. Esta publicación, confeccionada por un equipo de estudiantes y voluntarios que trabajaron sin parar, recoge entrevistas, pensamientos e ideas tanto de los invitados principales como los asistentes al evento y sirve como un buen resumen de la experiencia. La tapa del libro lleva cómo título: La Era del Diseñador.

Me pregunto que habrá pensado Carlo Antonelli, cabeza de la edición italiana de la revista Wired, y anteriormente de Rolling Stone, quien presentó una perspectiva sobre el diseño más oscura, reflejando la situación económica europea y la incapacidad de planear por adelantado, ‘ni siquiera seis meses’ decía, refiriéndose al estado de desequilibrio en que están las cosas.

Con los retos presentes, si esta es verdaderamente la era del diseñador, aún esta por verse…