Diseño para reducir el impacto visual en el paisaje

Diseño para reducir el impacto visual en el paisaje


 por Diego Barbosa Barbero

El diseño comienza a ser un factor cada vez más importante en la conservación del medio ambiente. Ya no se trata solamente de que las energías renovables sean eficientes, ahora también se tiene en cuenta su impacto visual en el paisaje donde se ubican.

Un claro ejemplo es la controversia que generan los parque eólicos. Por un lado, tenemos la contaminación acústica, cada vez menos importante, que producen las turbinas al moverse y el viento al atravezar las aspas; tenemos también problemas con la fauna, en especial la avifauna, cuya forma de vida se ve alterada por esas enormes torres al impactar con las aspas. Y, por otro lado, el aspecto que genera mayor polémica, la contaminación visual y paisajística.

molinos

Ahora bien, ¿cómo solucionar estos problemas y más concretamente la contaminación paisajística?

Para empezar, decir que la belleza de un paisaje corresponde a la percepción de cada persona, lo que a unos les parece un ataque al paisaje, otros, aunque admiten que es contaminación paisajística, remarcan que el hombre lleva haciendo modificaciones en el paisaje desde hace muchos siglos, y que, además, merece la pena para contrarrestar la contaminación atmosférica creada por las energías fósiles, que si bien no se aprecian a simple vista, su efecto es global y no local, como pudiera ser un parque eólico.

Pero además, los parques eólicos deben ser planificados de cara a tener la mayor eficiencia energética. Los aerogeneradores deben estar ubicados en lugares con viento y que no tengan obstáculos. Esto hace que se coloquen siguiendo la cresta de las sierras y en las llanuras, lo que los hace bastante visibles.

Wind turbine installation at Mercedes-Benz headquarters. Autor r_philippa

Para solucionar estos problemas visuales, se apuestan por diferentes soluciones.

Una de ellas es llevarlos al mar. En este caso serían menos vistos, pero seguirían teniendo un impacto en la naturaleza. Otra solución es colocarlos en grupos, para que desde la distancia no parezca que ocupen tanto espacio, la uniformidad de color entre palas, góndola y torre. Y teniendo en cuenta que la principal función de los turbinas eólicas debe ser la de proporcionar energía tanto a la industria como a las viviendas, cada vez más se piensa en acercarlas a los núcleos urbanos y, de está manera , no invadir el paisaje natural. Aquí el problema radica en que los aerogeneradores no pueden tener obstáculos para que de esa forma les llegue mejor el viento.

Turbina de Viento en Techo. Fuente cn.made-in-china.com

Ahora bien, teniendo en cuenta las dimensiones de una de estas turbinas eólicas, que oscilan entre los 40 y 60 metros de altura -habiendo incluso de 80 y de más de 100 metros-, y que la energía que son capaces de generar, por lo general, no superan los 2,5MWh, aunque los pueda haber de más de 3,5 MW/h. Para hacernos una idea: un edificio de 9 plantas puede tener 30 metros de altura, y una familia de 4 personas consume alrededor de   20kwh, eso corresponde a 50 aerogeneradores para una población de 10.000 habitantes. ¿Cuántos municipios estarían dispuestos a tener al menos un aerogenerador en su núcleo urbano?

The new jersey barrier, diseñado por Mark Oberholzer. Fuente: metropolismag.com

Por este motivo, las empresas que se dedican a obtener energía eólica buscan, cada vez más, diseños que, por un lado, les permitan obtener energía de una forma más eficaz y, por otro lado, pasen desapercibidas.

Entre las propuestas por la industria eólica destacan el hacer desaparecer las aspas de los molinos: muchas personas se dan cuenta de la existencia de un parque eólico cuando yendo por la autopista, se percatan de que a lo lejos hay aspas moviéndose; además se evitarían las colisiones con las aves y se eliminaría el efecto discoteca que, unido al ruido, podría producir estrés a la población cercana.

MAGENN AIR ROTOR SYSTEM (M.A.R.S.) Fuente magenn.com

El conseguir reducir la distancia entre los aerogeneradores, para de esta manera ocupar menos espacio, o el llegar más arriba para obtener la energía de vientos más potentes mediante estructuras que se elevasen por medio de elementos gaseosos y no a través de enormes torres.

Y las que tienen mayor estudio son los aerogenaradores que se puedan instalar en elementos urbanos existentes, como puede ser en puentes o entres edificios de gran altura, aprovechando la circulación de viento entre ellos. Por esto, y con el fin de integrarlos en el paisaje urbano, se están diseñando generadores eléctricos cada vez más pequeños pero capaces de obtener energía de vientos de bajas velocidades y, en especial, para poder usarse en casas y/o en edificios.

Turbina en hélice. Fuente http://www.ecofriend.com

Así pues, el diseño es un aspecto fundamental en la conservación del medio ambiente, las formas de los aerogeneradores y su presencia en el paisaje puede determinar si se crea un parque eólico y se aprovecha la energía eólica o se desestima la idea.

tornado sin aspas. Fuente: http://www.rivieraoggi.it


Diego Barbosa Barbero, es licenciado en Geografía por la Universidad de Barcelona. Ha trabajado como redactor de arte, música y turismo de moda en diversas publicaciones.