Caminando hacia la sostenibilidad: vale, con zapatos sostenibles

Caminando hacia la sostenibilidad: vale, con zapatos sostenibles


Hasta el día de hoy, en MAKA siempre he hablado de ropa sostenible, hecha a mano, local, que beneficia al productor, que aporta a los consumidores más satisfacción. Todo genial. Sin embargo, esta mañana, mientras el agujero que se ha formado en la suela de mi zapato derecho dejaba entrar agua sucia, mojando mis calcetines y luego mis pies, pensé: ¿acaso hemos hablado alguna vez de zapatos sostenibles? Me parece que no. Y como la sostenibilidad es un camino largo y áspero, creo que vamos a necesitar buenos zapatos, ¿verdad?

Por pura casualidad, llevo casi un año investigando el sector del calzado y la presencia de marcas más sostenibles en el mercado. Con la llegada del otoño y la inevitable  visita a las tiendas para proteger nuestros preciosos pies, me parece que ha llegado también la hora de compartir alguna información. 

¿Qué pasa con los zapatos? ¿Por qué los que tenemos conciencia ecológica tenemos que preocuparnos también por lo que llevamos en los pies? ¿Con la ropa no era suficiente? Pues no, queridos amigos. Pero hay buenas noticias. ¡Hay zapatos más green que son una verdadera pasada!

Empezamos desde el principio. Los zapatos son un producto especial, porque su fin de vida es especial. Mientras la reutilización de vestidos, jerseys, vaqueros y camisetas en el mercado de segunda mano es bastante común, aunque no lo bastante difundido para mi gusto, la reutilización de zapato es mucho más complicado, sencillamente porque el zapato tiene una conotación más personal: toman la forma del pie, quizás pueden llegar a oler a queso francés, etc.

Un ejemplo; en Inglaterra, uno de los países donde tradicionalmente la ropa usada es cool y mucha gente la aprovecha, solo el 9% de todos los zapatos vuelven a entrar en el mercado de segunda mano. Todo lo demás termina en un ‘hermoso’ vertedero.  O se queman, lo que no significa que desaparezcan.

El principal problema de los zapatos es que tienen muchos componentes. Mientras en el pasado estaban hechos por ejemplo de cuero y madera y caucho natural, o de corcho, hoy tenemos muchos otros elementos, algunos de los cuales invisibles al ojo inexperto del consumidor. Ya el interior y exterior no se cosen, si no que se pegan entre ellas. Y la suela, que a veces podría parecer de corcho, o de madera, más a menudo está hecha de poliuretano (amigablemente llamado PU) o de EVA y luego estampado con motivos naturales. Siendo el PU y el EVA materiales basados en combustiles fosiles finitos y no naturales, no son reconocido por los microorganismos que transforman toda nuestra basura en nueva tierra (compost). Son como alienigenos, y por eso se acumulan en nuestro ecosistema, contaminando y creando montañas de basura inútil y dañina. Además, aunque los zapatos fueran de cuero, que es natural, tendrían un impacto muy fuerte en el medio ambiente por el agua consumida por los animales, y todo los químicos que van en los procesos de tinte. Hay muchos detalles y os invito a investigar más, si os interesa.

Bien, de momento creo que es suficiente para tener una mala semana, ¿verdad?

Ahora viene lo bueno. 
Hay muchos diseñadores y empresas que han decidido ponerse las pilas y fabricar zapatos de calidad, duraderos, de materiales naturales (de verdad!) y a menudo locales, y que encima, en algunos casos, se pueden tirar en el cubo de compost o plantar en tu propio jardín, si tienes uno. Es decir, existen muchísimas opciones para comprar responsablemente.

Os dejo con unos cuantos consejos para ir de shopping ‘a lo Carrie Bradshaw’, pero con más ética.

  • Si estaís buscando sneakers, OAT SHOES hace zapatos que por sus componentes se pueden plantar directamente y compostar. Gucci también ha sacado algo similar, aunque un poco más caros. También está la marca francesa VEJA, que utiliza algodón ecológico, caucho natural y pegamento de bajo impacto.

OAT_3OAT_1Veja

 

 

  • ¡Tacones! La marca vegana Beyond Skin está muy atenta a todo lo que pone en sus zapatos, en la web lo explican de manera muy transparente. Lo mismo vale para Swedish Hasbeens, ¡guapísimos zapatos! Echar un vistazo también a Naja y a Neuaur

beyond skin_2beyond skin_1swedishhasbbeens

 

  • Sin olvidar a una diseñadora bien conocida, Stella McCartney, que siempre suele sacar algo muy bonito.

stella-mccartney-biodegradable-sole-1-537x402

 

  • En Ethiopia, la empresa Soulrebels, lo va aprovechando todo: materiales y recursos locales: unos cracks.

         Soulrebels 

  • La marca inglesa Pozu, hasta ha creado una crema de coco que puedes utilizar para proteger tus zapatos y ¡para merendar! Sus zapatos son muy bonitos y utilizan materiales naturales y locales (por ejemplo el súper sostenible corcho que ellos producen en Portugal).

POZU

 

 

Hay más chicos y chicas, hay más. Seguid buscando, comprando calidad y apoyando negocios éticos.

  • María

    Excelente artículo!